Escoliosis

Escoliosis Tu salud

Acerca de esta patología

Acerca de la escoliosis

La escoliosis, o curvatura anormal de la columna, afecta a cerca del 3% de las personas. Los casos leves pueden no afectar la vida diaria, pero los casos graves pueden ser dolorosos y limitar la actividad normal.

Definición

Las curvas de nuestra columna ayudan a la parte superior del cuerpo a mantener un equilibrio y una alineación apropiados. Sin embargo, cuando la columna presenta curvas anormales hacia uno u otro lado, nos referimos a esto como escoliosis.

Causas:

Existen muchas causas de escoliosis, incluyendo deformidades congénitas de la columna (presentes en el nacimiento, tanto hereditarias como causadas por el medioambiente), patologías genéticas, problemas neuromusculares y diferencia en la longitud de las extremidades. Otras causas de escoliosis incluyen parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular, atrofia muscular espinal y tumores. Más del 80 % de los casos de escoliosis, sin embargo, no tiene causa conocida.

Síntomas

Los síntomas de la escoliosis variarán en cada persona. Algunos síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Hombros con alturas diferentes: un omóplato más prominente que otro.
  • Cabeza no alineada directamente sobre la pelvis.
  • Apariencia de cadera prominente y elevada.
  • Cajas torácicas con alturas diferentes.
  • Cintura desigual.
  • Cambios en la apariencia o la textura de la piel que recubre la columna.
  • Inclinación de todo el cuerpo hacia un lado.
  • Prominencia costal al agacharse.

Diagnóstico

Un médico puede diagnosticar escoliosis a través de un examen diagnóstico, como rayos-X, radiografía de la columna vertebral, tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (IRM) de la columna. Luego se mide la curvatura de la columna y se expresa en términos de grados. En general, una curva se considera considerable cuando supera los 25 a 30 grados. Las curvas que exceden los 45 a 50 grados se consideran más graves.

La información contenida en este sitio web no sustituye ni reemplaza la consulta con el profesional de la salud. Ante cualquier duda por favor consulte a su médico sobre la información de diagnóstico y de tratamiento.